Denominación de Origen Uclés

Entre las provincias de Cuenca y Toledo se encuentra una de las Denominaciones de Origen más jóvenes de España. La D.O. Uclés fue creada en el año 2000 y actualmente está integrada por cinco bodegueros que elaboran sus vinos en estas tierras aunque la tradición vinícola vine de mucho tiempo atrás. Fueron los monjes del Monasterio de Uclés quienes comenzaron a cultivar y fabricar los primeros vinos. Los primeros vestigios de comercialización de vino en este lugar datan del siglo XII e indican que el vino era una de sus principales fuentes de ingresos.

El cultivo de las viñas de esta zona de La Mancha es muy tradicional y es que, prácticamente, se realiza todo el proceso manualmente. Una característica particular de estos viñedos, de hasta 40 años de antigüedad, es que se cultivan sus viñas en vaso. Además, el clima continental y las perfectas condiciones térmicas son los componentes ideales para la maduración de las variedades de uva. 

El terroir del suelo marca la diferencia

El suelo de esta zona también influye mucho en la calidad de los vinos. Son suelos con una gran cantidad de potasio. Esto hace que haya equilibrio y una buena maduración de las vides. A diferencia del resto de plantaciones de otras Denominaciones, en Uclés, el suelo tiene mayor volumen de estroncio y eso aporta al vino diferente carácter al vino. 

Los tipos de vino que podemos encontrar dentro de esta D.O. van desde los vinos blancos jóvenes y blancos fermentados en barrica o de crianza, hasta tintos jóvenes y tintos jóvenes macerados en barrica de roble con más de dos meses en reposo. Todos ellos con las aptitudes perfectas para ser vinos de crianza o reserva. Otros vinos que se elaboran son los espumosos y los rosados. 

Para la elaboración de estos vinos se utilizan las variedades de uva Verdejo, Chardonnay o Monastrell, para los blancos y la Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Merlot, para los tintos.

house-
Popup content