Denominación de Origen Toro

Los orígenes de la elaboración de vino en Toro son anteriores a los asentamientos romanos. En la Edad Media se consideró un vino muy apreciado entre los nobles, tuvo grandes privilegios en algunas ciudades y se pudo comercializar por su gran calidad, al contrario que otros vinos que estaban prohibidos. En el siglo XIX tuvo un gran auge la exportación de vino a Francia debido a la plaga de filoxera. No fue hasta el año 1987 que se creó su Denominación de Origen. 

Los fragantes vinos de Tinta de Toro

Su variedad autóctona de uva, por excelencia, es la Tinta de Toro caracterizada por su excelente envejecimiento. Las particularidades de esta vid tienen unas propiedades agronómicas y ampelográficas muy bien definidas. Otra de sus variedades son la Garnacha, una uva introducida en el país por los fenicios, singular por su sutileza de aromas y cremosidad que aporta a los vinos. También se elaboran vinos con Verdejo y Malvasía.

Los vinos elaborados por la variedad Tinta de Toro que le otorga al vino la madurez necesaria para obtener el equilibrio perfecto de sus componentes. Son vinos fragantes, frescos y aromáticos. Se diferencia por el tiempo que aguardan en la bodega. Por otro lado, también podemos encontrar vinos blancos y rosados.


house-
Popup content