Denominación de Origen Somontano

La historia del vino en este enclave entre el Valle del Ebro y los Pirineos nace de las tradicionales técnicas de los monjes del lugar. Con la gran afluencia de monasterios se aumentaron en proporción las plantaciones de viñedos. Tras la plaga de filoxera, se introdujeron nuevas variedades de uva traídas de fuera de España como Chardonnay, Merlot o Cabernet Sauvignon. Se consolidó la D.O. Somontano en el año 1984. El clima por excelencia es continental, con inviernos muy fríos. Los viñedos forman parte del paisaje escalonado de este lugar situado en el corazón de la provincia de Huesca, con el cultivo de esta vid en terrazas.

Las diferentes variedades de uva que confluyen en la zona entre las autóctonas y las que se han introducido, han conseguido la unión perfecta para la elaboración de sus vinos. Son alrededor de 15 los tipos de uva que viven entre los viñedos. La variedad autóctona de uva tinta es la Parraleta pero también hay otras como la Tempranillo, Syrah, Pinot Noir, entre otras. De uva blanca encontramos la Macabeo como vid tradicional y otras como Sauvignon blanc o Riesling. 

Especialistas en vinos de licor y espumosos

Los vinos tintos que se elaboran en esta D.O. se caracterizan por su intenso olor, su buena acidez y por su alta carga tánica. Son vinos perfectos para la crianza. Los vinos blancos, por su parte, ofrecen frescor, son vinos con cuerpo y de un color pálido. También se elaboran vinos rosados un toque afrutado, suaves y frescos. Además, en esta comarca existen otros tipos de vino como los de licor y los espumosos, considerados de gran calidad.


house-
Popup content