Bodega Nidia

El espíritu que se fragua en Nidia es sutil, armonioso, delicado, como el de la protagonista que abandera y da nombre a este vino de alta gama con gran complejidad. Nidia es un nombre de mujer que significa «cristalino, transparente».  Con él han querido huir de otros tipos de elaboraciones que se realizan en la zona para crear un vino de guarda. «Queremos recuperar la esencia varietal. Buscamos rescatar la forma tradicional de elaborar la verdejo», resume Ana del Fraile, directora de la bodega.

Sus viñedos tienen más de 30 años, de largos inviernos y calurosos veranos. Un hábitat único que da como resultado un vino con carácter. En torno a él han creado un personaje femenino. «En Nidia hemos querido resaltar todo ese aroma de la uva verdejo sobre lías para hacer un vino estructurado», dice en mitad de este paraje donde se encuentra con Rosa, una de las responsables de cuidar y mantener la viña.

Además de la uva Verdejo, que se cultiva en espaldera, cuentan con tres hectáreas de Merlot, tres de Cabernet Sauvignon y cinco de Sauvignon Blanc. La vendimia se realiza prácticamente en su totalidad a máquina, salvo alguna parcela que se ejecuta manualmente. Con el tiempo pretenden sacar al mercado vinos monovarietales de los tintos que ya están en fase de experimentación y pruebas, y alcanzar la cifra de las 100.000 botellas de producción anual entre todas las referencias.

house-
Popup content