Bodega Contador

Bajo el Castillo de San Vicente de la Sonsierra en La Rioja, nace en el año 1995 la Bodega Contador. Benjamín Romero, enólogo y viticultor es el encargado de llevar a cabo este magnífico proceso. Con sus escasos viñedos, elabora en una primera cosecha, un vino llamado La cueva del Contador. Tras este éxito, comienza a comprar nuevos viñedos para ampliar la producción de vino. Desde el año 2000 y tras sus increíbles resultados, Romero, se dedicará exclusivamente al cultivo y elaboración de vino.

A partir de los siguientes años, elabora otro tipo de vino que recibe el nombre de El Garaje. Este nombre le es otorgado a su vino porque lo elaboraba en un garaje de su padre. Romero trata de reacondicionarlo para así poder aumentar la producción de sus vinos. Es tal la exclusividad de sus vinos que en los años 2004 y 2005, consigue los 100 puntos Parker. Esta consideración hace que se dispare el prestigio de sus vinos internacionalmente.

Sus vinos se caracterizan por la atención minuciosa que se les merece. Son más de 50 parcelas en las que se encuentran vinos de gran complejidad, elaborados a través de técnicas tradicionales. La filosofía de la Bodega Contador está basada en el respeto a sus viñas. Actualmente y tras el gran proyecto arquitectónico llevado a cabo en el año 2008, las bodegas se dividen en tres plantas para facilitar el manejo de la uva y el vino a través del proceso de

house-
Popup content